Visa de trabajo y la famosa Green Card: cómo se tramitan para ir a EE.UU. y en qué negocios invierten los argentinos

Compartir

Aunque las inversiones en capital no califican para una visa en Estados Unidos, hay formas de estructurarlas para radicarse en ese país

Por Dolores Olveira

Ante la incertidumbre económica que envuelve al país por estos días, los argentinos buscan emigrar buscando condiciones más favorables. Si bien muchos de ellos miran a Uruguay como primera opción, crece la cantidad de interesados en radicarse en Estados Unidos a través de una visa de inversión.

Según Demián Pack, broker inmobiliario de Dezer Platinum Realty, firma estadounidense que asesora a argentinos para su desembarco en el país del norte, existen dos tipos de permisos para el inversor y su grupo familiar:

  • Visa E-2: está dirigida a quien decida llevar a cabo una empresa económica en Estados Unidos. Permite vivir y trabajar legalmente en ese país en una capacidad directamente relacionada con el desembolso Pueden permanecer en el territorio en la medida que se mantengan todos los requisitos de la visa
  • Visa EB-5: posibilita solicitar la residencia a través de una inversión de capital e incluso obtener la green card para su radicación permanente. Pero tiene requisitos muchísimos más onerosos

La Visa E-2 es de «no inmigrante», lo que no da lugar a la residencia permanente o green card. Si bien depende de cada caso en particular, es normal una duración de aproximadamente 5 años.

«Se puede renovar sucesivamente, sujeto a que se mantengan las condiciones de la inversión, la cual puede realizarse tanto a través de la creación de un negocio o de nuevos desembolsos, como así también a través de la adquisición de uno ya existente», explica Pack.asdfNo alcanza con comprar una propiedad: deberá montarse un negocio legítimo en EE.UU.

Sin embargo, la inversión debe ser sustancial. Si bien la ley no estipula un piso, se considera como referencia una base de unos u$s150.000. El monto dependerá del tipo de negocio que se lleve a cabo y deberá guarda relación con la capacidad del emprendimiento para generar empleo.

Además, el empresario debe demostrar la capacidad de tomar las decisiones que afecten en forma directa la inversión que realizó. Para esto, debe contar con, al menos, el 51% del capital.

«Esta visa puede incluir tanto al inversor como también al personal jerárquico y ciertos colaboradores que requieran permanecer en EE.UU. a los efectos de supervisar o trabajar en la inversión, para quienes se extiende una visa E-2 en ‘carácter de empleado'», precisa Pack.

Por su parte, la EB-5 permite al inversor y a su grupo familiar (incluidos hijos menores de 21 años) solicitar la residencia permanente en EE.UU. a través de un desembolso de capital.

Según Pack, las condiciones para obtenerla son las siguientes:

  • Monto mínimo de u$s900.000
  • Generación de al menos 10 puestos de trabajo

Cómo invertir y obtener la visa

Pack menciona la inversión en camiones como vía para simplificar el acceso a la visa E2. «Resulta conveniente pensar no sólo en el vehículo en sí, sino en establecer una compañía de logística«, asegura. 

«Debería contar, entre otras cosas, con una oficina, que podría ser alquilada o comprada. Cuanto mayor y más completa sea la inversión, mejor es a los efectos de tramitar la visa«, enfatiza Pack.

Por otro lado, también se puede apostar por inmuebles, pero la mera compra no es suficiente para obtener la visa: se considera una inversión «pasiva», pues el empresario se limita a recibir una renta.

«Distinto sería el caso de que un desembolso inmobiliario formara parte de un negocio. Por ejemplo, adquirir un terreno y desarrollar un proyecto para comercializar», advierte. 

Según el experto, «no es necesario que el aporte de capital sea de gran envergadura, sino que se requiere es que sea sustancial: u$s150.000 es una referencia a tener en cuenta».

Adicionalmente, se requiere que no sea un proyecto aislado sino que exista una continuidad a futuro. La idea es crear una desarrolladora inmobiliaria, por más «pequeña» que sea.

Pero existe otra forma de acceder al visado en el negocio de bienes raíces sin tener que ser un desarrollador. Según Park, «es posible establecer una compañía de administración de inmuebles«.

Al igual que en los casos anteriores, debería contar con una oficina (propia o alquilada), empleados administrativos, personal de mantenimiento dedicado a las propiedades e inmuebles para gestionar.

«Lo importante también es crear relaciones a través de contratos que demuestren que hay un compromiso comercial a largo plazo», alerta Pack.

El experto añade otro ejemplo para obtener la residencia a partir del negocio inmobiliario: establecer una firma dedicada a brindar alquileres temporales.

Al igual que en el caso anterior, deberá comprar inmuebles y demostrar cómo se apuntará al crecimiento y explotación comercial del proyecto

Por lo tanto, también deberá contar con oficina, empleados (secretaria, adminitrativos, marketing, mantenimiento, etcétera) y expectativas de hacer crecer su operación.

«El negocio debe estar funcionando y operativo previamente a la solicitud formal de la visa«, alerta Pack, quien añade que «la mayoría de los argentinos apuesta a un empresa ya existente, facilitando la puesta en marcha y plazos de operación».

En qué invierten los argentinos

Los negocios de inmuebles y vehículos de carga son los más elegidos por los argentinos que buscan radicarse en Estados Unidos, pero plantean riesgos y retornos diferntes:

– Bienes raícesrinde entre 4% y 6% anual, pero tiene a favor que es una inversión muy segura

– Logística: ofrece una renta de 15% anual, aproximadamente, pero implica bastante más riesgo

«Un camión puede sufrir todo tipo de accidentes, más allá de los seguros contratados. Si choca puede estar un tiempo inactivo, entre otras contingencias. En un buen proyecto se puede ir tomando deuda sobre los vehículos o comprar financiado, y armar una flota«, afirma un experto consultado por iProUP.

Según el especialista, «el inmueble sigue en poder del inversor al cabo de 5 años, pero en logística ‘se come la rueda del camión’ día a día, con lo cual es muy importante saber reinvertir adecuadamente para no consumir no sólo la rentabilidad, sino también el capital», advierte.

Andrés Aller, de Aller&Co, firma estadounidense proveedora de soluciones contables, impositivas y financieras para argentinos que llevan sus negocios a ese país, explicó los pasos para iniciarse en cada inversión.Logística y real estate: los rubros favoritos de los argentinos que residen en EE.UU.Logística y real estate: los rubros favoritos de los argentinos que residen en EE.UU.

1) Logística

Aller señala los siguientes puntos a tener en cuenta para iniciar una inversión en el sector logístico:

  1. Análisis fiscal y constitución de sociedad de la que será parte el vehículo
  2. Seleccionar el camión y el trailer correcto para la actividad
  3. Realizar los trámites de habilitación para que el vehículo pueda operar
  4. Luego de elegir a la empresa operadorase debe firmar el contrato de Transportation and Logistic Management Agreement
  5. Contratar seguros de responsabilidad Civil, cargas, y daños y choques

2) Real estate

La operación de compra de una propiedad en los siguientes pasos que precisa Aller:

  1. Redacción y firma del acuerdo de compra y venta. Puede demorar en firmarse un día por ambas partes, si es que no existen negociaciones exhaustivas.
  2. Pago de adelanto: junto con la firma del contrato, generalmente se cancela una parte del precio
  3. Due Diligence: implica la revisión estructural de la unidad en detalle, en la pueden surgir elementos que en una primera visita comercial no se identificaron y pueden afectar el contrato
  4. El Contrato de Compra Venta se envía a una Title Company, que tiene funciones similares a las de una escribanía

A su vez, realiza el prorrateo de deudas y gastos para hacer el corte a la fecha de la venta y asignarlos de manera adecuadamente a las partes, un trámite que suele demorar unas dos semanas.

Por ejemplo, si una propiedad se vende el 30 de junio, el impuesto anual a la propiedad se dividirá un 50% para cada una de las partes. Si el 100% ya fue pagado por el primer propietario, la compañía de títulos «cobrará» el 50% al comprador y le entregará el 50% al vendedor.

  1. Fecha de cierre: se define una vez cerrada la revisión de la propiedad y recibiendo el OK de la compañía de títulos. Suelen fijarse entre tres y cinco días posteriores a la aprobación.
  2. Closing: el día de «cierre» se reciben los documentos finales, a saber:
  • El HUD-1 Settlement Statement (HUD), en el que se detalla información financiera de la propiedad: gastos y costos, el prorrateo mencionado, precio de venta, montos a depositar, entre otros.
  • La «escritura» o deedque transfiere el inmueble y puede incluir documentación sobre la financiación. El comprador lo puede firmar a distancia entregando documentos PDF, mientras que el vendedor debe hacerlo ante notario. En caso de estar en el exterior, debe suscribirlo ante escribano y legalizarlo en otro país o en la Embajada de EE.UU.
  1. Simultáneamente, se envía el dinero a la Compañía de Títulos, que emitirá los pagos y entregará los documentos rubricados por ambas partes como paquete final

Así, una vez firmado el Contrato de compraventa, el cierre puede hacerse en dos a tres semanas máximo en caso de no surgir complicaciones.

Además, todo se realiza online. «Se puede crear una sociedad, abrir la cuenta bancaria, solicitar el TIN (similar al CUIT), comprar, operar y, finalmente, presentar los impuestos sin salir de casa», concluye Aller.

*Dolores Olveira – olveiradolores@gmail.com

FUENTE: https://www.iproup.com/innovacion/17572-como-conseguir-la-visa-de-trabajo-para-estados-unidos


Compartir