Emigraron, hacen delivery y ya ganan más de 2000 euros por mes

Compartir

Son argentinos que decidieron irse a vivir al exterior. En pocos meses pudieron ahorrar miles de euros

En mayo el argentino radicado en Berlín Gonzalo Pérez metió un «tuitazo». Con una foto de su carrito de supermercado y del ticket de su compra comentó: «Gasté 54,41 euros. Lo que gano en menos de cinco horas de delivery. Estimo que la comida me alcanzará para casi dos semanas». El posteo ya tiene más de 3,3 millones de impresiones y catapultó a su autor a fama en la red social.

A principios de mes Pérez volvió a hablar sobre su trabajo en Alemania. En poco tiempo logró 5,9 millones de impresiones. «Comencé a trabajar de delivery en septiembre del año pasado. Vengo juntando propinas desde entonces. Hace unas horas abrí mi alcancía y tenía 2.118,50 euros». Como muestra, publicó una foto con la cantidad de monedas acumuladas en los úlitmos meses.

Cada hora trabajada en Berlín se paga 10 euros. A eso hay que sumarle 14 centavos por kilómetro recorrido, más las propinas. El promedio que sacan los repartidores es de un euro por pedido entregado. Además, la aplicación los premia según la cantidad de pedidos entregados.

En diálogo con el diario Clarín, Pérez contó que vive en una residencia de estudiantes en la que paga 300 euros de alquiler. En supermercado, calcula un gasto mensual de entre 100 y 150 euros.

Abogado, se recibió en Buenos Aires, a sus 23 años. Llegó a Europa, aplicó a una beca e hizo un máster en «Análisis económico del Derecho y las políticas públicas» en Salamanca, España. Luego, obtuvo una visa para vivir y trabajar un año en Alemania. Cuando se le termine, aspira a quedarse en Europa y a seguir estudiando. Para eso está ahorrando en Berlín.

Hay dos momentos de su jornada laboral que le generan placer. Uno, cuando cuenta las monedas de la propina y anota los números de la noche en su planilla. Dos, cuando llevando una pizza, levanta la mirada y se encuentra en el mismo lugar donde estuvo el Muro de Berlín, o cuando se cruza con algún otro sitio turístico o histórico. Allí, una vez más, siente satisfacción.

En abril publicó uno de sus recibos de sueldo en su cuenta de Twitter: 2.225 euros entre sueldo y propinas. «Estimo que ahorraré, al menos, unos 1.500», afirmó. Y agrega: «Todo lo que cuento es más para informar que para motivar a los demás. Me interesa contarles que aquí, a diferencia de lo que pasa en la Argentina, sí se puede ahorrar trabajando».

Otro caso es el de Leandro Serfaty oriundo de Villa Devoto. Llegó a Europa en julio de 2019. Luego de pasar unos días en Madrid, aterrizó en Copenhague, gracias a una visa que había gestionado para trabajar durante un año.

Sus primeras coronas las ganó como ayudante de mudanzas. Luego limpió casas y oficinas por intermedio de una aplicación. Se cansó y comenzó como delivery. Dejó un tiempo por el frío. Estuvo en un depósito y luego fue cocinero de un restaurante que cerró por la pandemia de Covid. En marzo de 2020 volvió al delivery.

«En un fin de semana juntaba 4000 coronas (537 euros). Es un buen trabajo, y muy cómodo: ni siquiera necesitás buen nivel de inglés. En Dinamarca llegué a conocer a 50 o 60 argentinos que trabajaban de lo mismo. Pagan 16 euros la hora», contó.

FUENTE: https://www.infotechnology.com/actualidad/emigraron-hacen-delivery-y-ya-ganan-mas-de-2000-euros-por-mes/


Compartir