Se abriría una ventana para traer a pasajeros varados

Compartir

El Gobierno decidió mantener el cupo de 600 ingresos por día.No obstante, podría habilitar vuelos especiales para traer a más gente.

Se abriría una ventana para traer a pasajeros varados

El Gobierno nacional mantendrá el cupo de 600 pasajeros diarios que podrán ingresar al país en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. Esa era la decisión hasta anoche, aunque aún falta la palabra final del presidente Alberto Fernández. Mañana vence la decisión administrativa de jefatura de Gabinete que rige desde el 25 de junio y que dejó a más de 14 mil varados en el exterior. A pesar de la determinación de mantener la restricción tal cual fue dictada, la excepción de algunos vuelos comerciales permitiría en los hechos ampliar el cupo.

El martes en el Ejecutivo estudiaban la posibilidad de elevar el número de ingresos, aunque aclaraban que de ninguna manera llegaría a los 2 mil previos. Ayer por la tarde, en una reunión entre los ministros de Salud, Carla Vizzotti, y sus pares de Interior, Wado de Pedro, y Transporte, Alexis Guerrera, primó la idea de sostener la medida sanitaria para dilatar la llegada de la variante Delta.

Del encuentro participaron también la directora de Migraciones, Florencia Carignano, y la titular del ANAC, Paola Tamburelli. «El que resuelva va a ser el Presidente», dijeron cerca de uno de los participan tes.

La decisión depende del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien hoy deberá contestar 2.600 preguntas en una sesión en la Cámara de Diputados. Vizzotti, Guerrera y De Pedro transmitirán sus conclusiones al ministro coordinador. «El tema es si se amplía un poco o sigue en 600. El criterio sanitario tiene la última palabra», expresó un funcionario con despacho en la Rosada.

Reclamo a las provincias

Sectores del Ejecutivo pretendían flexibilizar el ingreso de argentinos y residentes para socorrer a los varados y ante los reclamos de las empresas aeronáuticas, que exigen aumentar el volumen de las operaciones.

El Gobierno estudia también la posibilidad de sumar vuelos especiales de compañías comerciales «por reciprocidad», que en la práctica permitirá acelerar el ingreso de argentinos y residentes. En la Casa Rosada, y particularmente en Interior, reclaman un control más exhaustivo de los gobernadores para que los viajeros que regresen cumplan un aislamiento de manera estricta.

Los bonaerenses que retornen (y hayan salido del país después del 1 de julio) no podrán hacer la cuarentena en sus domicilios en la provincia, aunque sus testeos los confirmen como negativos. Deberán pasar una parte de su aislamiento (4 días) en hoteles. La Ciudad y provincias como Córdoba y Santa Fe por ahora resisten esa medida.

El ANAC por ahora no analiza la opción de habilitar aeropuertos internacionales, como el de Córdoba, para desconcentrar el flujo de ingreso al país a través de Ezeiza y el AMBA. El Gobierno busca retrasar la llegada de la variante Delta, mientras acelera el plan de vacunación y la aplicación de segundas dosis para evitar una tercera ola de coronavirus en la antesala de los comicios.

FUENTE: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2021-7-8-0-0-0-se-abriria-una-ventana-para-traer-a-pasajeros-varados


Compartir