Alberto Fernández evalúa escenarios para flexibilizar (sin que se note) el cupo a más de 600 viajeros por día

Compartir

El Gobierno hará vuelos especiales para los varados. Será una manera encubierta de ampliar el cupo de pasajeros.

por Mariano Obarrio

Alberto Fernández revisa el cupo para que entren los varados.  (Foto: presidencia)

Alberto Fernández revisa el cupo para que entren los varados.  (Foto: presidencia)

Luego de la crisis de los varados el gobierno de Alberto Fernández evalúa algunas correcciones. El Presidente está entre la posibilidad de flexibilizar levemente el cupo de los 600 pasajeros por día permitidos para ingresar al país y entre un esquema en el que podría autorizar excepciones ante los planteos puntuales que hagan las aerolíneas para aumentar la cantidad de vuelos y de ingresos por día.

La presión de los propios miles de varadossus familias, y de las líneas aéreas es muy intensa. La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) había denunciado el lunes último que “cada día están dejando tiradas a unas 1400 personas en diversos lugares del planeta”.

La Decisión Administrativa 643 redujo el cupo de pasajeros permitidos para ingresar al país de 2000 a 600 viajeros por día. Esto desató una crisis en las familias de varados y en el sector aerocomercial porque se redujeron las frecuencias de vuelos y se podrían perder rutas.

El martes una delegación de IATA se reunió con funcionarios del ministro de Transportes, Alexis Guerrera. Pero no hubo acuerdo. El Gobierno repitió su latiguillo de “cuidar la vida de los argentinos”.

Reuniones de Vizzotti, De Pedro y Guerrera

Vizzotti, sin respuesta para los varados.

Vizzotti, sin respuesta para los varados.

Según pudo saber A24.com de fuentes oficiales, Todavía persiste en el Presidente el temor a que ingrese con más intensidad la variante Delta de Covid 19 y acelere una Tercera Ola en medio de la campaña electoral con miras a las PASO del 12 de septiembre. Mientras tanto apura los contratos con los laboratorios Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson y CanSino para que lleguen más vacunas. “Van a llegar más temprano que tarde”, dicen cerca de la secretaria legal y Técnica, Vilma Ibarra.

En la última hora del miércoles hubo una reunión virtual entre los ministros del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; de Transportes, Alexis Guerrera, y Salud, Carla Vizzotti, para ajustar la medida que se anunciará posiblemente este jueves por la tarde.

Las variables para flexibilizar el cupo

“Es posible que amplíen el cupo a más de 600 pasajeros permitidos por día para ingresar al país pero a menos de 2000. El número es lo que están definiendo ahora”, señaló a A24.com una alta fuente de uno de esos ministerios. En cambio, cerca del Presidente aseguraron que “ante planteos de las aerolíneas de permitir excepciones se van a autorizar puntualmente”. Esta sería una manera de flexibilizar el cupo, sin admitirlo. Mantendrían el límite de 600 pero con excepciones. La clave es el parámetro para esas excepciones: “El requisito es que se tiene que poder controlar el flujo de pasajeros para que no se dispare la Delta”, dicen.

Todo está en análisis, bajo estos lineamientos, y la decisión se tomará hoy. Un indicio de la flexibilización es que el nivel de incumplimiento de la cuarentena obligatoria de 7 días, en la que incurren los pasajeros que llegan al país, cayó en la cuarta semana. Está en un 20% y ese dato es alentador, según los números extraoficiales del Ministerio del Interior y de la Dirección Nacional de Migraciones que dirige Florencia Carignano.

En la primera semana, el incumplimiento de los pasajeros para estar quietos en sus casas por 7 días había sido de 38%, en la segunda de 32 y en la tercera de 30 a nivel nacional. Hoy está en un nivel de 20%. “Este es un indicio pero no es lineal la decisión de ampliar el cupo de 600 viajeros, depende de otros factores”, aseguran.

El DNU se prorrogará tal como está, pero el cupo no

En rigor, de la reunión entre Vizzotti, Guerrera y De Pedro se elevó un informe al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que luego será evaluado por el Presidente, que finalmente tomará la decisión.

Alberto Fernández tiene que viajar el viernes por la mañana a Tucumán para celebrar el Día de la Independencia. Además, ese día es feriado nacional, por lo cual posiblemente los anuncios se adelanten para este jueves por la tarde o la noche. Es posible que sea Vizzotti la encargada de dar la información sobre una flexibilización.

El actual DNU se prorrogará tal cual está ahora con otro DNU, con el mismo semáforo epidemiológico de niveles de riesgo sanitario para todo el territorio. En función de ello, continuará la misma normalidad que hasta ahora. La novedad es que la prorroga no sería por 15 días, sino por un mes, señalaron en Presidencia.

La duda consiste en la prórroga de la Decisión Administrativa 643, que estableció un cupo de 600 pasajeros. Y es allí donde se podría llevar a un número mayor a ese tope, pero menor a 2000. Es decir, se cumplirá la palabra de Cafiero de que las restricciones continuarán, pero menores.

“Podría ser algo intermedio, pero se está analizando abrir un poco”, subrayó una fuente oficial que circulaba en las oficinas más empinadas.

Vizzotti, dura contra los que quieren abrir el cupo

Como en todos los temas, hay dos posturas que están en pugna en la Casa Rosada. El Presidente, Cafiero y el ala albertista están preocupados por el costo político no deseado del cupo, que se suma al del estancamiento económico, y se proyecta sobre las elecciones de septiembre.

En contrapartida, la ministra Vizzotti tiene una postura más dura ante la amenaza del ingreso de la variante Delta al país.

En este contexto, IATA se reunión con el Ministerio de Transportes y no hubo acuerdos. La titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, y el secretario de Planificación del Ministerio de Transporte, Gastón Jaques, repitieron el discurso oficial de apostar al “cuidado de la vida de los argentinos y las argentinas”.

Para el Gobierno, IATA representa los intereses de las líneas aéreas y eso de por sí está mal visto en la Casa Rosada. Por el lado de IATA no estuvo Peter Cerdá, vicepresidente para las Américas. Asistieron gerentes de segundo nivel. “Desde el principio del encuentro dejaron claro que no tenían información adicional que proporcionarnos, ya que no son ellos quienes toman las decisiones sobre los temas planteados”, señalaron luego los directivos de IATA.Por 

Mariano Obarrio

FUENTE: https://www.a24.com/politica/varados-alberto-fernandez-evalua-escenarios-flexibilizar-sin-que-se-note-el-cupo-mas-600-viajeros-dia-n845505


Compartir