Argentinos en 40 países ofrecen casa y comida a los que quedaron varados en el exterior

Compartir

Se organizaron a través de las redes para darle alojamiento a los que no pueden volver al país por el cupo de 600 pasajeros por día.

La solidaridad siempre fue uno de los aspectos que nos caracterizó como sociedad. Con las restricciones para ingresar al país desde el exterior, que dejaron cientos de varados por el mundo, esto volvió a quedar demostrado.

Argentinos que viven afuera se ofrecieron a recibir en sus casas a otros que no podían regresar por las medidas dispuestas para evitar la propagación de la variante Delta del coronavirus. La iniciativa, que empezó el 28 de junio, no paró de crecer. Hoy ya hay propuestas de hospedaje gratis en más de 40 países.

Para el inicio de la pandemia, en 2020, ya habían sufrido una situación similar los argentinos que, en ese entonces, estaban de viaje en el exterior, cuando el Gobierno decidió limitar los accesos al país en un intento por frenar el Covid-19.

Desde fines de este mes, se optó por restringir las llegadas a un cupo de 600 personas por día, algo que complicó a muchos argentinos que tenían pasajes para volver en estos días.

En ese contexto fue que la empresa de viajes Turismocity lanzó una iniciativa solidaria, para conectar a los argentinos que necesitaban y aún hoy necesitan ayuda con los que tienen el deseo de colaborar.

Se formó una red de voluntarios, que empezó a crecer de forma autónoma. Hoy se comunican por Twitter e Instagram, ya se extendió por más de 40 países. Utilizan el hashtag #ArgentinosEnElExterior.

De Estados Unidos aparecieron muchísimas personas dispuestas a ayudar. Lo hicieron también con el dato de que allí hay gran cantidad de varados, teniendo en cuenta que muchos viajaron a vacunarse contra el coronavirus.

Pero también hubo argentinos de otros sitios que quisieron hacer su aporte. Escribieron desde Brasil, Chile, Perú, Paraguay, Colombia, Ecuador, México, Canadá, España, Italia, Alemania, Bélgica, Polonia, Suiza, Países Bajos, Ucrania, Irlanda y Australia, entre otros.

Silvina vive en La Haya, Países Bajos, y ofrece casa y comida para argentinos varados.

Silvina vive en La Haya, Países Bajos, y ofrece casa y comida para argentinos varados.

Una de ellas fue Silvina, que vive en La Haya, Países Bajos. Se mudó allí por temas laborales hace dos años. Trabaja para un organismo internacional y le dice a Clarín que las puertas de su hogar están abiertas para los argentinos que lo necesiten.

“Lo estaban en marzo del 2020 cuando ya hubo varados y ahora lo mismo. Ofrezco casa y comida. Estuve hablando con unos argentinos que estaban en Ámsterdam, una mamá con su hijo, pero finalmente se quedaron allá”, cuenta.

Explica que tiene una casa grande, con habitaciones de más. “Mi plan era recibir a mi familia, por eso conseguí un lugar amplio. Pero la pandemia también modificó mis proyectos y la dinámica con mis seres queridos. Así que espacio me sobra”, agrega Silvina.

Jesús Borda Varela, quien actualmente vive en San PabloBrasil, es otro de los que ofreció su hogar cuando vio la propuesta. “Me pareció una idea muy buena y que muchos de nosotros, argentinos en otras partes del mundo, podemos contribuir. Personalmente me ofrecí porque es una situación muy complicada de pandemia que estamos pasando, desde el aspecto sanitario como el económico. A veces hasta un ‘vamos que se puede!’ ayuda muchísimo”, sostuvo.

Osky Grondona, ubicado en la misma ciudad, se fue del país cuatro días antes de que se decretara la pandemia en marzo de 2020. En ese momento, decidió ayudar a otras personas que no sabían cómo ni cuándo iban a poder regresar.

«Vi lo mal que la pasó la gente en ese momento. Fue terrible porque muchos no tenían ni un peso ni dónde quedarse. Me ofrecí porque no tienen la culpa de decisiones arbitrarias de los gobiernos. La verdad me pareció genial la iniciativa”, aporta Osky.

Germán Arado, nacido en Neuquén y actualmente viviendo en Puerto Rico, se sumó a la campaña y opinó: “Mucha gente sale de vacaciones con lo justo, se quedan varados en el exterior y el cambio de moneda no favorece. Yo mismo entiendo lo que cuesta salir del país, con gusto podría ayudar a quien necesite. Los argentinos en el exterior somos como familia”.

Fede Graziano, quien reside en Barcelona, también se ofreció como voluntario: “Soy argentino y voy a estar para ayudar a mis compatriotas. Si bien creo que las medidas del gobierno son acertadas dada la situación actual de la pandemia en el país, también es cierto que hay mucha gente que puede verse afectada. Para quien necesite unos días un cuarto y no pueda pagarse alojamiento, están las puertas abiertas”.

MG

FUENTE: https://www.clarin.com/sociedad/argentinos-40-paises-ofrecen-casa-comida-quedaron-varados-exterior_0_3YG_7b4kH.html


Compartir